ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN

DEL BOSQUE AUTÓCTONO EN VALLADOLID

www.arba-s.org

arbav@arba-s.org

MARTES de 18 a 21 h. en el vivero:

Facultad de Medicina, entrada por c/ Real de Burgos s/n

frente a la residencia Alfonso VIII.

Foro de arbava: http://es.groups.yahoo.com/group/ARBA_Va/

lunes, 7 de abril de 2008

PREPARANDO EL 3 Y 4 DE MAYO

LEON

Es una de las ciudades más antigua de la Península, casi bimilenaria. Se cree que la legión VII Gémina, estableció en el año 68 un campamento permanente en el emplazamiento de la actual ciudad, con el fin de contener los ataques de pueblos Astures y Cántabros, y para apoyar la explotación de las Medulas (importantísimas minas de oro).

La historia de la ciudad está muy ligada a la de los antiguos reinos de Castilla y León. En el año 714 los musulmanes ocupan la ciudad hasta la conquista de Alfonso VI. Los ataques se vuelven a repetir con Almanzor en el 988, cuando ya era capital del reino leones.

En el año 1037 se unen los reinos de Castilla y León y se reconquista la Península hasta Toledo. Tras una breve separación de estos dos Reinos, Fernando III, une de manera definitiva las dos Coronas y León pierde el rango de capital.

Tanto la guerra de los comuneros, las guerras napoleónicas y las carlistas como la peste y la inmigración le afectarán negativamente hasta el s. XIX. El s.XX crece con la construcción del ensanche urbanístico realizado en 1920 que sobrepasa y derrumba las murallas, extendiéndose en dirección a Bernesga, por donde se construía la línea de ferrocarril Madrid-Galicia.

En los años 60 y 70 la inmigración rural afecta a todo el Estado y, o bien se emigra a la ciudad, o a regiones más desarrolladas.

Fruto de esta evolución histórica conviven en la ciudad 2 caracteres urbanos muy contrastados, pero a la vez complementarios:

1. Una ciudad antigua de plazas y calles amontonadas alrededor de una catedral.

2. Y una moderna, abierta hacia el río Bernesga que combina bloques de edificios, amplias avenidas, plazas y zonas verdes.

RUTA DE LAS 3 JOYAS:

Para comenzar la ruta nos situamos en la Plaza de Regla, frente a la catedral, en esta se ubica la oficina de turismo y la Diputación, que su sección de promoción del turismo nos ofrece orientaciones sobre la provincia.

Elevándose por encima de la plaza nos encontramos con la Catedral, popularmente conocida como pulcra leonina. Es el monumento más notable, bello y sobrio de toda la provincia, y una de las mejores Catedrales de Europa.

Si soberbia y equilibrada es por fuera, el interior no lo es menos. La riqueza de colores que proporcionan sus vidrieras deja al viajero atónito. No en balde, cuando cae la tarde, una nube de cigüeñas, atraídas por la elegante catedral, se disputan sus cumbres más altas, posándose así sobre los pináculos. Las callejuelas del pintoresco casco antiguo, en torno a la plaza mayor, están cuajadas de bares y cafés, antiguas mansiones e iglesias. La plaza de San Martín es ruta obligada de aperitivos, este es el núcleo del conocido barrio húmedo.

Se denomina así porque uno puede humedecer la garganta o llenar la tripa con buenos manjares en las llamadas tascas. De noche, sus calles nocturnas se llenan de ambientes variopintos: bohemio, decadente, intelectual, moderno o provinciano.

En torno a la plaza se encuentran dos importantes palacios, la Casa de los Guzmanes y la Casa de Botines, obra realizada por Gaudi. Las murallas se sitúan a la espalda de la catedral, gran parte de ellas desaparecieron debido a las expansiones urbanísticas y otras se conserva hoy. Se trata de un lienzo defensivo medieval levantado sobre una cerca romana.

En las calles próximas a la catedral se alza la obra Nuestra Señora de Regla, antiguo palacio convertido en hospital.

Rodeado de placetas y de las propias murallas llegamos a un magno conjunto monumental, la basílica de San Isidoro, el mejor legado románico conservado en Castilla y León y una de las muestras más importantes del arte románico en España. Su construcción data del s.XI, fue levantado sobre un templo prerrománico dedicado a San Juan Bautista y arrasado por los árabes.

Se cuenta que los inicios del s. XII, cuando la muerte de Alfonso VI se hacia cada vez mas previsible, el día de San Juan Bautista empezó a brotar agua de las piedras de la iglesia. La ocasional fuente mano agua durante 7 días dejando de hacerlo el día que este murió. Aunque la imaginación de las gentes atribuyo el suceso al anuncio de la muerte, lo cierto es que por aquel entonces el agua era muy abundante en el subsuelo.

Si continuamos la ruta nos encontramos con la iglesia de San Juan y San Pedro de Renueva, uno de los ejemplos más emblemáticos en lo que se refiere arte plateresco. Este edificio tuvo su origen como hospital para albergar a los peregrinos que seguían el Camino de Santiago. Hoy día se puede admirar su fachada de estilo neoclásico, la iglesia gótica y un claustro inundado de vegetación por el que se puede pasear.

MUSEOS

Museo Catedralicio-Diocesano

Plaza de Regla, 4 - 24003 LEÓN

Tels.: (987) 23 00 60 - 23 01 25 - Fax (987) 24 12 16

Construida bajo el canon gótico francés (s. XIII), posee una buena colección de vidrieras. Su museo es uno de los más completos en su género, abarcando sus fondos desde la Prehistoria hasta el neoclasicismo. Es única la sala dedicada al románico, con tallas y grupos de los s. XII y XIII.

Obras de ]uni, Becerra, G. Fernández, Rozas, etc. En pintura, muestras de Pedro de Campaña, Julio Romano, Francisco Camilo, Maella y varias decenas de trípticos y tablas de los mejores anónimos castellanos y flamencos. Marfiles, telas y cerámica, códices singulares como el Antifonario Mozárabe, la Biblia del s. X y el llamado Libro de las Estampas.

De septiembre a junio: cierra sábados tarde y domingos. Julio y agosto: cierra domingos y festivos.

Museo de la Real Colegiata de San Isidoro

Plaza de San Isidoro, 4 - 24003 LEÓN

Tel. (987) 22 96 08 - Fax (987) 22 96 08

Valor excepcional tiene el Panteón de los Reyes, verdadera "Capilla Sixtina del Románico", con sus frescos "in situ". De gran belleza son el Cáliz de Doña Urraca, del s. XI; la Arqueta de los marfiles y el Portapaz del Pantocrátor, del mismo siglo-, la Arqueta de Limoges... Todo esto junto a una exquisita colección de cruces, como la de Enrique de Arfe; relicarios, cofres y telas. De la riquísima colección de códices destacan: el Codex Legionensis, la Biblia Románica y las Morales de Job.

Cierra domingos tarde, lunes, y primera quincena de febrero. Guías propios.

MUSAC Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León

Avda. Reyes Leoneses, 24 - 24008 León

Tel. (987) 09 00 00 – Fax (987) 09 11 11

musac@musac.es - www.musac.es

A pesar de contar con tan sólo dos años de trayectoria, el museo se ha afianzado como un referente imprescindible de la creación contemporánea dentro y fuera de la Comunidad Autónoma.

La entrada es GRATUITA y cierra los Lunes. El horario de martes a domingo es por las mañas de 10.00 a 15.00 y por las tardes de 16.00 a 21.00 horas.

NATURALEZA

La provincia de León se encuentra situada entre le meseta castellana y las montañas cantábricas. Su superficie es de 15.468 Km. cuadrados. Es por ello que en León se suceden una gran variedad de paisajes: desde un Sur

tipicamente castellano y mesetario con grandes páramos y llanas extensiones de cereales y leguminosas hasta un Norte ocupado por la cordillera Cantábrica, de grandes alturas, nieves duraderas y verdes entornos.

Las altas montañas del Norte leonés abarcan la vertiente sur de la Cordillera Cantábrica, desde la Sierra de Ancares hasta Riaño y los Picos de Europa. Entre ambas destaca una zona media conocida como Valle de San Emiliano de gran atractivo turístico: cuevas, hoces, estrechos valles, altos picos...

En cuanto a la parte Sur, cabe destacar que en su mayoría es una tierra llana aunque elevada, donde las riberas del Esla, el Órbigo o el Cea consiguen dar un tono de verdor y frescor al paisaje. De gran importancia es la

existencia de estos ríos y sus múltiples afluentes.

Así, de Astorga hacia el Oeste se alzan los Montes de León. Estas montañas son más áridas y hostiles, de vegetación más modesta, y de considerables alturas, con el monte Teleno como horizonte de varias comarcas leonesas (La Maragatería al Este, La Cabrera al Sur y El Bierzo al Norte).

Es precisamente El Bierzo la única comarca separada de la Submeseta Noroccidental por los Montes de León y los montes Aquilanos, constituyendo una gran depresión aislada, rodeada de altas montañas.

En la montaña oriental encontramos la comarca de Riaño, que incluye las Tierras de la Reina, los Valles del Sajambre y Valdeón y los Picos de Europa leoneses. En esta zona podemos disfrutar del paisaje del valle de

Prioro, del embalse de Riaño y el Porma. Más al Oeste la comarca de Argüelles abarca las cabeceras de los valles del Cureño donde se encuentra el bosque de Pardomino, perteneciente a la Reserva Nacional de Caza de

Mampodre, el Torío y el Bernesga, los lagos de Isoba y Ausente y las preciosas cuevas de estalactitas y estalagmitas de Valporquero.

La montaña occidental abarca los valles de Luna, Babia y Laciana, además del de Omañas. Son zonas de plena montaña, con una economía tradicionalmente ganadera, una agricultura forrajera e importantes

explotaciones mineras.

En las llanas tierras de la meseta destaca La Maragatería en el Sudoeste de la provincia. Al Norte de la Maragatería se extiende la Cepeda (un terreno de suaves ondulaciones ocupadas por grandes extensiones de cereales). Al Suroeste aparece la Cabrera estructurada en torno al estrecho valle del río Cabrera y con paisajes de montaña árida. Por último, al Este se extienden las zonas de La Bañeza, el Páramo y la Ribera del Órbigo. Son tierras llanas, de anchas vegas, extensos cultivos de regadío y de economía agraria.

En cuanto al clima, Mediterráneo Continentalizado, está marcado por la altitud: inviernos duros y prolongados, con intensas nevadas en las áreas de montaña, y veranos cortos pero muy calurosos. Registra precipitaciones desigualmente repartidas, con un promedio anual de 400mm, y una temperatura que puede alcanzar mínimas en Enero de -17ºC y máximas en Julio de 37ºC; esta dureza climática aumenta con los vientos fríos del Noreste y del Sur.

Las aguas de los cursos fluviales que recorren el territorio leonés vierten hacia el Esla, tributario del Fuero- con sus afluentes Órbigo, Bernesga y Cea-; o hacia el Sil- afluente del Miño-, completándose la red hidrográfica con el Cares, el Sajambre- el Sella y el Valderaduey. Cerca de 4600 Km. son necesarios para confeccionar la extensísima red fluvial de León. Se pueden ver ríos serpenteando y despeñando sus aguas desde las aristas cortantes de las peñas hasta la mansedumbre del caminar por la planicie por todas las colinas, montañas, valles y depresiones de la provincia de León.

El relieve y el clima se combinan para dar lugar a una vegetación y fauna muy variadas: hayas, robles, abetos, castaños, nogales, sabinares y prados destacan en las montañas, mientras que en los valles aparecen robles,

chopos, fresnos y sauces y en la meseta bierzo, retama y tomillo. En cuanto a la fauna cabe destacar la presencia de osos pardos (mamífero protegido), corzos, jabalíes, tejones, rebecos, lobos, zorros, cabras pirenaicas y urogallos.

EL BARRIO HÚMEDO

Lo que ha bautizado con nombre tan peculiar a este encantador recinto leonés no es el exceso de agua, es la abundancia de típicos lugares donde degustar los vinos de la tierra acompañados por un imaginativo repertorio

de suculentas tapas.

El Barrio Húmedo forma parte del León histórico y monumental, circunvalado por las murallas romanas y las cercas medievales, con sus calles estrechas, sus viejos sillares, su historia y sus leyendas. Está limitado por la calle Ancha (antes Generalísimo), Caño Badillo, las Cercas y la calle de la Rúa.

Es el corazón del casco antiguo medieval y se extiende en torno a la plaza de San Martín, popularmente conocida como plaza de las Tiendas, y sus calles adyacentes, como son Escalerilla, Plegarias, Ramiro III, Matasiete, Mulhacín, Misericordia, Juan de Las Carbajalas, Callejas y plazuelas, rincones, arcadas y soportales crean un ambiente tan ajeno al tumulto de la gran ciudad, que el visitante reencuentra el insólito placer del paseo sosegado, junto con la animación de los mercados, el comercio y el tapeo. Sus angostas calles recuerdan en el nombre su origen gremial: Zapaterías, Platerías, Azabachería, pero los comercios tradicionales están desapareciendo y dando paso a los restaurantes, mesones, bares y tascas de todos los tipos y gustos.

En el Barrio Húmedo se puede encontrar de todo. Todo tipo de tapas, pero especialmente las sopas de ajo leonesas, el chorizo de León, la morcilla de León y los vinos de León ofrecen un exquisito placer a los visitantes.

Tapear por este barrio es uno de los muchos atractivos que tiene León. Las raciones de tapas variadas son exquisitas en el Barrio Húmedo, lugar de encuentro a la hora de los vinos, por la mañana y por la tarde, y también por la noche, para salir de copas, Al oscurecer, la vida no se detiene. Es el turno de la gente joven, que disfruta de este lugar tan singular con un ambiente que dura hasta las 4 h de la madrugada. Jóvenes y no tan jóvenes pueden disfrutar de la plaza mayor y sus alrededores.

Recomendable la parada en los bares y mesones del lugar, donde los chatos en vasos de grueso cristal y las generosas tapas son preludio idóneo para el almuerzo o la cena en cualquiera de los múltiples restaurantes que

hacen del Barrio Húmedo un enclave gastronómico de primer orden .

En el Barrio Húmedo tampoco faltan multitud de restaurantes donde abundan los platos típicos de León, como las truchas, el cocido, el lacón con grelos, los botillos, etc.

La gastronomía es desde hace tiempo un referente más con personalidad propia dentro del panorama cultural de una comarca, una región o un país.

Castilla y León posee catorce denominaciones de calidad, en carnes, productos lácteos, legumbres, vinos y otros productos agrícolas.

CELEBRACIONES

Los Mayos ( 1 de mayo)

La fiesta de mayo, antiguamente muy extendida por toda la mitad norte de España, continúa teniendo arraigo en la provincia de León. En su apariencia consiste en algo muy simple: talar, liberar de ramaje, transportar y poner en la plaza del pueblo un árbol que destaque por su esbeltez. El antropólogo Caro Baroja lo denomina árbol mágico del folclore europeo y siguiendo ciertas teorías, ve en esta ceremonia una rogativa a los espíritus de la vegetación para solicitar que extiendan su poder fecundante de primavera a las gentes del poblado. Hoy es una simple disculpa para la diversión de los jóvenes en la noche del día primero de mayo, y un emblema que dura el resto del mes. La tradición se mantiene en Robledo de Fenar, Benamariel, Cabreros del Río, Fresno de la Vega, etc.

San Froilán, en Valdorria ( 1 de Mayo)

Declarada de interés provincial.

Antes de que a finales del siglo Ix fuese nombrado obispo de la diócesis de León, de la que hoy es patrono, San Froilán anduvo de ermitaño por las mañanas del Curueño. Y allí tiene su gruta, transformada en ermita, dando vista sobre el impresionante paisaje de Valdorria, a 1300 metros de altitud. Por eso, siguiendo una tradición antigua, los pueblos de esta zona organizan romería el primero de mayo. A las nueve de la mañana la procesión sale de Valdepiélago y, con los pendones abriendo camino y la imagen del santo a hombros, recorre los cinco kilómetros que distan de Nocedo, en cuya iglesia se despide. Los romeros ascienden hasta Valdorria para oír misa de campana y asistir a la rogativa que, por su carácter oficial, suele efectuar algún ilustre de la provincia. Después, la imagen de san Froilán, en brazos de un mozo, asciende los 365 escalones, labrados en roca, uno por cada día del año que llevan hasta la ermita de la cumbre.

PROGRAMA

Se trata de una actividad que transcurre los días 3 y 4 de Mayo en León y su provincia. Lo que puedan llegaran a la ciudad el viernes 2 y se alojarán en el Albergue Municipal de León, ubicado detrás del Cuartel de la Guardia Civil y al lado de la Policía Municipal, por si alguien se pierde esa es buena referencia. El resto, lo hará la noche del sábado. Entre 9 y 10 euros el dormir cada noche, en función de la subida estipulada por el Ayto. No dispone de servicio de comidas, el desayuno se hará en un bar del centro de la ciudad, 2,20 euros un estupendo desayuno para cargar fuerzas ante lo que se avecina. Si bien, el Albergue aloja un comedor con microondas y frigorífico, por si alguien está interesado en utilizarlos. La comida del sábado será de TRAJE (yo traje vino, tu trajiste pan, el trajo empanada….) o lo que cada uno le apetezca, y será volante, en algún tramo de las rutas detalladas. La cena, será en un restaurante de la localidad, 15 euros por persona menú consensuado. En el blog de txirpial se facilitará el número de cuenta de la asociación para que cada interesado realice el ingreso correspondiente especificando nombre y apellidos y en CONCEPTO SALIDA A LEÓN. Optando cada persona por pernoctar, uno o dos días y la cena del sábado, UNICAMENTE COMO CANTIDADES A INGRESAR. Por ejemplo, un txirpialero que duerma los dos días y se apunta a la cena ingresará 35 euros. El domingo que cada uno coma como le apetezca, de tapas, de bocata, de raciones a menú, no ESTIPULADO POR LA ORGANIZACIÓN.

DESARROLLO DE ACTIVIDADES

Sábado 3 de Mayo

08.00 h. Diana floreada para los que han pernoctado.

09.00 h. Desayuno en el Bar Velarde.

10.00 h. Reunión del rebaño en Mansilla de las Mulas, tomar la carretera dirección Cistierna y a unos 100 metros a la izquierda, quedada en el Polideportivo Municipal.

10.15 h. Agrupamiento de las diferentes tribus y rumbo a los “crespales” quercus pauciradiata en la localidad de Llamas de Rueda.

11.00 h. Paseo por los “crespales”.

12.30 h. Vuelta al automóvil y dirigirse a la localidad de Vegacervera.

13.15 h. Ruta por los Sierros Negros y el Cardayal.

14.45 h. Comida de traje en la citada localidad.

16.30 h. Tras la pausa café dirigirse al “Faedo de Ciñera”

17.00 h. Ruta por el Faedo.

19.00 h. Retorno a León.

20.30 h. Tapeo por el “húmedo”

22.00 h. Cena de tenedor. Tras la misma, vía libre para que cada uno haga lo que le apetezca.

Domingo 4 de Mayo

09.00 h. Diana floreada para los que han pernoctado.

10.00 h. Desayuno en el Bar Velarde.

11.00 h. Tiempo libre, tiempo liberado: Visita histórico cultural por la ciudad y sus encantos. La hora de la partida la pondrá cada uno en función de la distancia y otros menesteres.

OBSERVACIONES

1. La Organización quiere disfrutar del fin de semana, por favor asuma cada uno su propio rol.

2. La Organización puede variar los horarios, siendo estos orientativos, y el programa en función de las necesidades, la condiciones metereológicas u otras contratiempos.

3. Igualmente, no se hace responsable de los robos, perdidas u otras adversidades.

Por último, conviene no olvidad la frase célebre que dice. LA LIBERTAD DE UNO EMPIEZA DONDE TERMINA LA DE LOS DEMÁS.