ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN

DEL BOSQUE AUTÓCTONO EN VALLADOLID

www.arba-s.org

arbav@arba-s.org

MARTES de 18 a 21 h. en el vivero:

Facultad de Medicina, entrada por c/ Real de Burgos s/n

frente a la residencia Alfonso VIII.

Foro de arbava: http://es.groups.yahoo.com/group/ARBA_Va/

martes, 15 de diciembre de 2009

Plantación en Cogeces del Monte

13 de diciembre de 2009.
Participaron 12 personas y se plantaron 82 encinas, 16 quejigos, 41 rosales silvestres y 14 jaras estepas.Organizada por ARBA-Va y La asociación ARCAMADRE.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Pincha aquí para ver las fotos de la plantación de Cogeces
La crónica de Pedro


El día amaneció frío y en el vivero aparecieron poco a poco José Luis a pesar de haber sufrido una mala noche que luego le pasaría factura, Alfonso con cara de no haber dormido suficiente y siguieron goteando Esteban, Pruden y David. Estos arberos se merecen un aplauso por su esfuerzo y no otros lugareños que prefieren quedarse entre cuatro paredes en vez de pencar con las plantas en su propio pueblo.

Llegamos a Cogeces del Monte y el viento sopla con mucha intensidad para variar. Éste no se pierde ninguna plantación. Allí nos recibieron Gustavo, el contacto local y dos lugareñas más. Poco a poco se acercaron vecinos del pueblo y Ricardo y su costilla. Total, una docena de personas emprendemos el camino hacia la ladera de orientación sur donde en marzo pasado se hincaron encinas, jazmines silvestres y socarrillos autóctonos. La supervivencia de los árboles era escasa, una docena larga de encinas. Las matas han tenido mejor fortuna. Una primavera y verano secos y muy cálidos, la falta de cuidados y riegos sumado a la dureza y poca calidad del terreno, una ladera de margas muy caliza, se han confabulado para llegar a este escaso resultado.

El viento sopla, insisto porque ¡como sopla! con su componente Norte formando gotitas en las estalacmitas de la concurrencia. Con este frío se entiende un poco la raquítica afluencia de lugareños.
Los cogezanos que nos acompañan, no obstante, son tenaces en su afán de plantar pero el tiempo se dilata y parece que nunca vamos a acabar de situar a los rosales, jaras, quejigos y encinas. Estas últimas sobre todo reponen las marras, aprovechando los protectores que todavía se mantienen verticales. No todo va a ser plantar, también hemos traído dos cubitos con bellota de quejigo que se reparten por la ladera.

Gustavo se marcha antes que nosotros para ir preparando un almuerzo que fortalezca a los currantes. Va enfadado por la delgada presencia de sus paisanos.
Se dan los últimos toques y me llama la atención el sistema que emplea Pruden de recubrir el plantón con piedras pequeñas de alrededor para retener la humedad. Me trae a la mente imágenes de un desierto y lo procuro imitar con su ayuda en un rosal mal plantado.

Cansados y hambrientos, regresamos al pueblo y nos encontramos en la plaza de la iglesia con una mujer de más de 90 años que se mantiene en un excelente estado de salud después de haber tenido doce hijos y la generosidad y el vigor de haber plantado todos los árboles alrededor de la plaza entre los que destacan un árbol del amor y un laurel por su magnífico porte y estado.
La mujer camina apoyada en un bastón, pero muy derecha y firme, hacia la iglesia donde se celebra misa en este día de Santa Lucía. Nosotros, tras cariños hacia ella por parte de Ricardo y otras cogezanas, sin duda pensando admirados en esta corajuda mujer, entramos al centro cultural donde las mujeres del pueblo celebrarán el día de la Ama de Casa con unas enormes paellas.

Subimos escaleras arriba y encontramos mesas dispuestas con embutido y un surtido de tortillas de patata caseras y del supermercado. El Sol de diciembre entra a ratos por las ventanas y se agradece su calor. Las mandíbulas se abren y cierran, ora masticando, ora en la charla y las tortillas desaparecen (salvo una de las precocinadas, comida casera gana) y hacen desaparecer a su vez el hambre o lo engañan según el umbral de saciedad de cada cual.

Tímidamente nos levantamos y superado el momento de indecisión de casi todas las despedidas regresamos a los coches despacio. A la salida un conocido saluda a Ricardo y nos invita a ver su gran Belén con casitas construidas artesanalmente y las figuras adquiridas. No le falta detalle y la cantidad de figuritas lleva a pensar en un ejército. Por no faltar, el cielo es una tela de estrellas sobre fondo azul oscuro con una Luna en creciente.

Sorprende el vigor de esta tradición que puede parecer propia de niños y la ilusión que mueve a los adultos a montarlo año tras año. El lugar es muy propicio para instalarlo, pues hay que traspasar un arco de piedra y entrar en un patio. En el arco hay signos de la brutalidad del antiguo dueño según nos cuenta el actual. Cansado de que la gente se detuviera a contemplar el escudo cincelado sobre la clave del arco y la inscripción encima de ella, no tuvo mejor ocurrencia que emprenderla a martillazos con ambos hasta desfigurar aquel y borrar ésta. Cosas veredes Sancho...

Memoria de actividades ARBA-Valladolid 2009

2009memoriaARBAVA

jueves, 26 de noviembre de 2009

El Norte y El Dia 23-11-09

El Norte y El Dia 23-11-09
Plantación en el cerro de Fuente el Sol.

Organizada por 15 colectivos ciudadanos de Valladolid.

Han acudido aproximadamente 224 personas de ellas un buen numero eran niñas y niños.

En total se han plantado 374 ejemplares de arbustos y arboles, planta forestal procedente del vivero educativo de ARBA Valladolid al igual que los azadones y palas empleados.
El numero de especies plantadas han sido 14 estepas, 32 endrinos, 42 rosales silvestres, 54 almendros, 56 quejigos y 176 encinas.
Todas las plantas quedaron protegidas con tubos microperforados aportados por el Servicio de Parques y Jardines.

A las 10:30 un grupo numeroso de participantes salió desde la pasarela del Canal hacia el cerro, uniendose a ellos otros grupos amenizados por dos dulzaineros, caja y bombo. La plantación duró practicamente dos horas.

Al termino de la actividad varias personas del Consejo social de La Victoria-Overuela repartieron pastas y dulces a los participantes.
Los niños y niñas que acudieron al acto recibieron como regalo de ARBA Valaldolid una adaptación del cuento de Jean Giono "El Hombre que plantó árboles y creció felicidad".


¿Que paso el domingo en Fuente el Solete?


CRÓNICA DE PEDRO MORALA


Esta vez no hubo forma de escaparse. Raúl nos había dado instrucciones: coged la planta y esto y aquello y que no se os olviden los chalecos. Unos chalecos de alta visibilidad como los que están obligados a llevar en el coche todos los conductores pero con el bonito detalle de la imagen arborea de ARBA Valladolid elegantemente bordado.

Cuando llegamos al lugar de la plantación, una ladera del cerro Fuente El Sol en la misma ciudad de Valladolid, el propio Raúl sosteniendo la vara de mando con una mano y lanzando estos chalecos a los arberos como un experimentado campeón de Frisbee con la otra nos conminó a embutirnos en ellos para que se nos distinguiera bien. Y vaya si fueron eficaces. Una vez que te acostumbras a ellos no te das cuenta de que lo llevas puesto y te preguntas por qué la gente acude a ti a resolver dudas, pedirte consejo y saber como se hace esto y aquello.
Bastaba con moverse hacia arriba o abajo de la ladera para que alguien te abordara acudiendo al mágico reclamo del amarillo fosforito: dónde hay planta; oye, perdona, mira si esto va bien plantado así; y los rosales? etc.
Incluso David me ha contado lo que le han contado de una mujer que estaba "agrediendo" sin ser consciente de ello a un almendro removiendo su protetor. Al ser recriminada su respuesta fue no te hago caso porque no eres de ARBA. Y continuó con su pugna contra el pobre almendro.
Está claro: cuando haya que ir al banco o tratar con la autoridad, ponte el chaleco que así te hacen caso, te ven investido de autoridad. El poder del símbolo funciona.

Más de 220 personas en la cuenta de Raúl acudieron a la cita, incluido un grupo de dulzaineros con caja y bombo que amenizaron con sus tonadas la mañana ventosa. Sí, el viento frío también nos acompañó aunque esta vez no sopló tanto como en anteriores plantaciones.

El ambiente es festivo y la gente llega animada en oleadas, impulsada por la punzante música de los invisibles dulzaineros que suben tocando por el camino culebreante y a quienes oimos antes de ver. Unos pocos de arberos encabezados por el ubicuo Raúl bajamos a recibir a los grupos que ascienden por la ladera. La meritoria labor solitaria de contactos de Raúl ha sido muy fructífera y su trabajo ha resultado en la llegada de mucho personal deseando alegrar de verde las laderas de su ciudad. Más tarde, una mujer que trae su propia azada en previsión de la escasez de herramienta señala el éxito de convocatoria logrado. No ha sido espontáneo, sino muy currado pienso para mí.

Con el primer grupo llega Isabel, que esperaba en la pasarela sobre el canal para conducir a la gente a la zona que se va a llenar de planta.

Hay reencuentros agradables con las "exiliadas" de ARBA, según propias palabras: Marina, Guada y Lupe ;O) aparecen dentro de abrigos de lindo color azul claro para dar generosamente su tiempo de descanso. También se acercan en bicicleta la pareja Julie y José Luis que no veíamos desde hace mucho tiempo y Alfonso en cabeza del pelotón.
A partir de ahí las ruedas de la plantación comienzan a girar:
Pruden reparte explicaciones con un cepellón en la mano, Esteban y José Luis suben y bajan orientando a la gente y nos extendemos por un terreno tan amplio que la concurrencia no parece tan numerosa como es.

Los arberos son muchos: Fede, Juan, David, Ricardo y compañía. Ricardo, Julie y José Luis adoptan un borde superior de ladera en el que asoman conglomerados y le "inyectan" unas pocas jaras además de otras especies.

Hoy no nos acompañan Txomin que también sufrió en Villalán ni Bea o Jandro a quien os puedo asegurar que le ha crecido el pelo y que se les echa de menos.

Del vivero se han traído almendros, quejigos, encinas, rosales silvestres y endrinos para acompañar a lo que ya ha arraigado dentro de los protectores "pata negra", tubos microperforados proporcionados por el Servicio de Parques y Jadines del Ayto. para que los numerosos dientes largos no utilicen las plantas como menú y despensa.
El Consejo Social del barrio de La Victoria, una de las 15 organizaciones convocantes junto a ARBA también trae lo suyo, pero de la panadería: cajas enteras de pastas que son bienvenidas después del esfuerzo si has conseguido retener suficiente saliva, claro.

La buena disposición de los que se acercan queda manifiesta de diversas formas. Aquí, alguien escribe su nombre en el protector de lo que acaba de plantar. Allí, una señora saca una foto a su niña al lado del protector recien instalado. Otra persona me pide que pose junto a su hija de unos ocho años, agradecida por las indicaciones recibidas. Pese a mi reticencia, no le quiero hacer un feo y accedo pero el resultado no es nada convincente: estoy tapando la cara de su retoño. La típica foto que va al cubo de la basura sin problemas.

En el otro extremo, parpadeo desconcertado ante la persona que ha plantado un árbol (¡1!) y se va diciendo: ya he plantado mi árbol. Supongo que cada uno se exprime en el campo que escoge.

Raúl, siguiendo su costumbre y la de las apariciones marianas ha estado a la vez en todas partes y cuando todas las plantas ya tienen sus raíces bajo tierra, persiste regalando a todos los niños que ve una adaptación del precioso cuentito de Jean Giono titulada "El hombre que plantó árboles y creció felicidad".

Los asistentes se sorprenden de que el trabajo esté hecho tan pronto. Dos horas y más de doscientas personas son los "culpables". Remolonean antes de irse, esperando no se sabe qué. Me viene la imagen de cuando incapaces de despedirnos, nos resistimos a partir.
El encuentro ha sido, por tanto, agradable para ellos. Los niños se han visto en la situación de plantar, muchos por primera vez, a juzgar por su corta edad.
Un niño plantando, toda una alegoría de la vida posible y del futuro. Se oyen conversaciones que oprimen un poco la fibra sensible: espero ver esto crecido en unos años. Si se cuida así será. A ver si lo riega el Ayuntamiento. Una sensación de aprecio y satisfacción por la labor realizada parece flotar en el ambiente de la tarde. El dulce reconocimiento llega en estos momentos, sin ser expresado en palabras. Las miradas de algunos asistentes brindan un aplauso silencioso a esos personajes embutidos en un chaleco que hace bizquear a la luz del Sol.

Abandonamos el lugar ahora tras la recogida de los bártulos arberos que Esteban y otros han realizado en un suspiro. La ladera parece un cementerio de protectores verde pálido. Yo también espero que la vegetación se abra paso y el verde cambie de tono a uno mucho más alegre y vivo.

Noticia Norte de Castilla 1

Noticia Norte de Castilla 2

Noticia Norte de Castilla 3

Fotos Plantación Fuente el sol

martes, 24 de noviembre de 2009

martes, 17 de noviembre de 2009

DIA DE LOS BOSQUES AUTÓCTONOS

22 NOVIEMBRE DE 2009. PLANTACIÓN EN EL CERRO DE FUENTE EL SOL

lunes, 16 de noviembre de 2009

Plantación en Villalán de Campos.
Domingo 15 de Noviembre de 2009.


Participan 76 personas en total, de ellos 16 eran niños.. Se planta en una tierra de propiedad municipal donde ya ha intervenido en dos ocasiones. Se instalan dos Islas de 49 cuadrículas cada una, clavando estacas para facilitar el seguimiento de la planta, riego y recogida de datos. También se planta en el resto de la parcela y en un pequeño arroyo en medio de la tierra. Total 257 plantas de 13 especies: 9 tarays, 7 sauces (Salix atrocinerea), 8 álamos blancos, 14 fresnos, 12 saúcos, 3 Ulmus minor, 81 encinas, 36 quejigos, 51 rosales silvestres, 10 socarrillos, 10 jazmines, 10 espinos y 6 almendros. Organizada por ARBA-VA, el Colectivo Alano de Villalán, su Ayuntamiento y la participación del Colectivo BAH y de la Asociación de Voluntariado Ambiental de la Caixa.



CRÓNICA DE PEDRO MORALA




La llegada al vivero a una temprana hora permite comprobar que ha llovido durante la noche lo que favorece a la planta que llevaremos para Villalán, un pueblito de la provincia de Valladolid que tiene su propio recorrido de Street View en Google mapas o Google earth.

Poco a poco llegan los arberos madrugados en domingo y se cargan en los coches los alveolos, guantes, azadas y otras herramientas. También llevamos unos elegantes chalecos de alta visibilidad con la imagen de ARBA lindamente estampada, aunque luego apenas se hará uso de ellos.

Enfilamos la carretera de León y la ruta hacia destino, una tierra que nos permiten plantar e "islear" según los planes de José Luis, inspirado en el proyecto de "islas forestales" en esta ocasión dentro del mar de Tierra de Campos.
Navegando, navegando, llegamos a Villalán y a su bar donde el personal socializa entre el humo de la nicotina.
Allí se une la gente del pueblo y voluntarios de la Caixa que colaboran con la gran familia arbera. Y lo de familia no es una mera frase hecha, Raúl y José Luis se han traído a todos los suyos.
Por otra parte se está convirtiendo en habitual ver a niños en las plantaciones, un buen signo para el futuro.

El viento sopla con intensidad cuando un grupo de coches nos adelantamos al lugar de plantación, encabezados por José Luis y caemos ingenuamente en la trampa quieta y alevosa de un camino embarrado y salpicado de charcos. El típico camino que se extiende delante del parabrisas con cara de buen chico, en apariencia bastante seco para seguir por él sin peligro. ¡Ay!, las apariencias: las ruedas patinan, giran y giran sin avanzar si tienen la mala suerte de caer en una rodera trazada por los que te preceden y por segunda plantación consecutiva debemos pedir el auxilio y colaboración de la siempre dispuesta ARBA Extrema.

Hay que bajarse de los coches y empujar a los que el solitario, antipático barro atrapa y no suelta. Afortunadamente, los coches responden y con más o menos pericia llegamos al terreno, se descarga la planta y la herramienta e incluso una disolución de diez litros de agua con Pisolithus tinctorius para micorrizar a algunas plantas "isleñas". Acordamos llevar los coches hasta lugar seguro para evitar quedar atrapados en caso de lluvia. Nos espera otro tramo de camino traicionero, pero esta vez, somos más hábiles y a pesar de una subida y charcos apostados en el camino que disparan los nervios y provocan la clavada uñas en la tapicería por parte de algún copiloto, logramos llegar a la salvadora carretera, dejando en ella nuestra firma de barro.

Esta vez, no hemos tenido que pedir la ayuda de tractores o del todo-terreno que hay en el pueblo para salir del barro. Pero amablemente, después de aparcar en las calles de Villalán por segunda vez, el todo-terreno nos devuelve a la plantación obrandose un milagro al estilo de los panes y los peces: ¡nueve personas en este vehículo! sí, sí, unos sentados encima de otros, otros con una pala por "silla", volvemos al terreno donde ya han ido llegando voluntarios y lugareños a los que Efrén explica la forma de llevar a cabo la plantación, siendo secundado por Raúl e Ignacio con su magnífico verbo.

Raúl cuenta más de 70 personas hormigueando de actividad en la parcela. Comprobamos que han sobrevivido encinas, rosales y espinos de años anteriores. Ahora les ofrecemos la compañía de quejigos, rosales, encinas, almendros y así hasta casi la decena de especies.

Paz e Isabel se vuelcan ofreciendo explicaciones, plantando y ayudando a plantar a niños y no tan niños en un ambiente casi diría que festivo. Carlos planta y en ratos de descanso fuma, rememorando tal vez la zozobra producida por el barro al tiempo que Álvaro se multiplica afanando en la zona acotada de la isla donde José Luis abrumado por el número de colaboradores trata de poner orden y concierto botánico. Ignacio se transforma de explicador en jefe de la "cadena de producción" de las protecciones: se cortan los faldones inferiores, que sean de diez centímetros y luego se insertan las cañas por aquí de esta manera así y así. Pilar planta y luego pasa al grupo que prepara las protecciones cosiendo con maña los protectores con cortes para los faldones demasiado largos. Leonor, encapuchada, planta y planta.

Las plantas ya están todas en su sitio cuando se vierten sendos chupitos de Pisolithus tinctorius sobre los Quercus de la isla para rematar con esta micorrización el trabajo realizado. A continuación, con azadas, alveolos, etc., emprendemos el regreso al pueblo empujados por el intenso viento que no cesa.

Llega la hora de la satisfacción por el curro realizado y como no, de reponer fuerzas en el local polivalente al lado del bar. Allí los voluntarios de la Caixa han extendido en las mesas platos con papas fritas, embutidos y dos empanadas gigantes a las que se suman las tortillas de Leonor ( riquísima, doy fe ), el sabroso polllo empanado y deshuesado de Raúl y familia y las viandas traídas por Soraya y Efrén, cocinadas por su abuela, una gran cazuela con entonadoras sopas de ajo calentitas, pollo asado y la siempre socorrida tortilla de patata. También hay que hidratarse y los refrescos y el rico vino de Goyo y otras gentes fluyen por nuestras gargantas agradecidas.

El bar está al lado y mientras unos toman café otros optan por revisar las plantaciones de otros años cercanas al pueblo.

Remoloneamos antes de partir. ¡Para eso es domingo! y finalmente, un grupito decidimos parar, de camino a Valladolid, en Medina de Rioseco y degustar unos pasteles de Marina, dulces de fama de esta localidad a la que llaman ciudad de los Almirantes aunque nunca me he preocupado de saber por qué. Allí entramos anocheciendo y nos ocupamos de mover la mandíbula batiendo el dulce para pasear de seguido por calles tranquilas y soportales cuyas columnas Raúl nos descubre están hechas con troncos de olmo. En una de estas columnas nos indica una argolla "para atar al burro" e Ignacio busca en sus techos unos huecos cuadrados por los que se arrojaba antaño las llaves y se echaba un ojo a ver quien llamaba. Estos huecos también se pueden observar en los soportales de la Plaza Mayor de Valladolid. Los soportales nos reservan una última sorpresa descubierta por Ana. Se trata de lápidas del siglo XVII usadas como pavimento.
Continuamos el paseo por un jardín, donde nos esperan tres olmos que no han sido vencidos por la grafiosis, cerca del lugar donde una de las pequeñas locomotoras del tren burra descansa como testimonio de época pasada. Visto su escaso tamaño comparado con las actuales no sorprende la afirmación ( aunque quizá parece exagerada ) de que en las cuestas a veces había que apearse para empujarla.

Otra plantación de regocijo que ARBA VA se apunta en su libreta de campo. ¿Qué ocurrirá en la próxima? Si continúa la saga aventurera y ARBA Extrema vuelve a aparecer, quién sabe...

Fotos plantación Villalán

Plantación Cerro de San Juanillo 2009

PLANTACIÓN DEL CERRO DE SAN JUANILLO EN PALENCIA EL DOMINGO 8 DE NOVIEMBRE DE 2009


CRÓNICA DE PEDRO MORALA



Al llegar al vivero, me sorprendió la diligente eficiencia de Esteban y Fede que ya tenían cargada la planta y herramienta necesarias en la fragoneta. Autovía para Palencia y tras unas vueltas por la ciudad del Carrión, nos presentamos en el cerro yesoso donde el viento fuerte obligó a ARBA Extrema a hacer acto de presencia inaugurando un nuevo tipo de plantaciones, las extremas, claro.

Así que, después de curar nuestro "jamones" al intenso aire de Palencia nos desplazamos para seguir plantando a la zona donde el cerro paraba el viento (y permitir así a ARBA Extrema la vuelta a casa).

Esteban micorrizó con chupitos de Pisolitus las encinas de plantaciones anteriores que verdeaban meritoriamente. Según me dijo había contado algo así como un centenar de ellas, todo un éxito en las duras condiciones de este cerro.

Los asistentes no cejaron en su empeño hasta tener todos los alveolos desocupados, (salvo encinillas secas).

David se desdobló atendiendo a la documentación gráfica del evento y a la saca de los cepellones de encina de los alveolos.
Allí había padres, hijos de corta edad... y quedé muy gratamente sorprendido de su interés en saber cómo había que plantar correctamente. Un padre con su niñín incluso se paró a ver como le hacía la "permamente" a una encina y al preguntarle si necesitaba algo me contestó que estaba mirando para aprender a plantar bien ( ja, eso es que no conoce mi "dilatada" experiencia ). Otros asistentes recibían agradecidos y escuchaban con atención las explicaciones que se les daba sobre la manera correcta de plantar, ¡niños incluidos! que por cierto eran unos cuantos.

Entre Álvaro ( a quien casi siso unas tijeras ) y varios colegas palentinos iniciaron una cadena de producción de protectores en la que uno cortaba, otro cosía, etc.

También nos acompañaron doblando el riñón Ricardo y familia y Fede, el ciclista impenitente.

Y para rematar de la mejor forma posible, los compas de Palencia nos invitaron al ya tradicional convite ( este sí que sí, de verdad, no como el de email ). Un estupendo "quitafríos" con su choricillo, panceta y morcilla de la plancha al pan. Todo delicioso tras el esfuerzo "cerril".

Para resumir: una plantación de las que crean adicción, viendo el esfuerzo generoso de decenas de personas. Todo un gustazo compartir el ambiente que se respiraba, las conversaciones y el momento.


Noticia de la plantación en el Diario Palentino




jueves, 15 de octubre de 2009

El blog de Alicia "Denuncias ecologicas"

ALICIA es de Palencia y ha venido a dos o tres actividades con nosotros, colabora también con el Grupo de Astronomía. Esta compañera tiene un blog en el que denuncia los atropellos de su entorno. Ponemos aquí su enlace para que podáis visitarlo y animamos a Alicia a redactar escritos dirigidos a la Administración responsable de cada atropello, y eso escrito reenviarlo a todo quisqui para que haga lo mismo...

Un abrazo Alicia.

martes, 13 de octubre de 2009

TALLER DE REPRODUCCIÓN Y PROPAGACIÓN DE ESPECIES AUTOCTONAS

Sábado 24 de oct.

Salida a las 10 h. del vivero de Medicina: Hacia la Santa Espina, en coches particulares para la recogida de semillas y estaquillas. Vuelta a mediodia para comer cada mochuelo en su casa.



Domingo 25 de oct.

De 9:30 a 13:00 el Vivero de Medicina. Limpieza de los frutos y estaquillas, además explicaciones teóricas.

De 13:00 a 14:00 Nos tomamos un piscolabis.

jueves, 8 de octubre de 2009

PROXIMAS ACTIVIDADES DE ARBA VALLADOLID

Aún a riesgo de que se pueda modificar algun dato, se envían las fechas comprometidas para este OTOÑO.
Ya se hará el cartel, de momento esto es un adelanto de las plantaciones para que cada cual se anote en su agenda o se reserve ese dia para pasarlo en el campo.
Los sábado se sale a las 09:00 del vivero,
Los domingos se sale a las 09:30 del vivero.
SEÑALIZACIÓN Y MARCADO DE LA PARCELA DE AGUILAR DE CAMPOS
Sabado 31 de oct. Salida a las 09:00 del vivero de Medicina.
PLANTACIÓN EN EL CERRO DE SAN JUANILLO, PALENCIA.
Domingo 8 de nov. Salida a las 09:30 h vivero.
10:30 h. rotonda del paseo del Otero (lugar y hora falta confirmar)
Mas datos: 657 39 68 49

Organizan: Ecologistas en Acción de Palencia, Aroca-Fapas y ARBA-VA.

PLANTACIÓN EN VILLALAN DE CAMPOS
Domingo 15 de nov. salida a las 09:30 h vivero
11:00 h. “Bar” de Villalan
Organizan: Ayto., Asociaciones locales, Colectivo Alano y ARBA-VA
PLANTACIÓN EN LA PARCELA DE AGUILAR DE CAMPOS
Sábado 21 de nov. Salida a las 09:00 del vivero de Medicina.
POSIBLE PLANTACIÓN EN VALLADOLID
Domingo 22 de nov.

martes, 28 de abril de 2009

PASEOS BOTÁNICOS DE PRIMAVERA 2009

En estas actividades algunos socios ejercen de guías y educadores ambientales que facilitan al grupo el descubrimiento de los valores ambientales de los espacios que se visitan.
LAS PLAZAS SON LIMITADAS DEPENDIENDO DEL LUGAR QUE SE VISITE.
En todo caso tendran preferencia los socios.
Los interesados tienen que apuntarse los martes de 18 a 20 horas en el Vivero de Medicina, entrada por la calle Real de Burgos.

El transporte se realiza en coches particulares de socios o participantes y se organiza los martes.
Los participantes se pondran de acuerdo sobre los gastos de cada vehiculo.
ARBA-Valladolid no cobra por estas actividades y no asume gasto alguno.
Cada participante llevará su comida.

Estan destinadas a adultos, si van menores se responsabilizan de ellos sus acompañantes.
Resumen de fechas y lugares:

  • Domingo 10 de mayo: Dehesa de San Pedro de la Yedra, Castrillo de San Juan (Palencia).
  • Domingo 24 de mayo: Roblón de San Martín de Valvení (Va.) Fuente y quejigar.
  • Sabado 13 de junio: Sabinares del Arlanza Covarrubias (Burgos).
  • Domingo 28 de junio: El Teixedelo. Requejo (Zamora).

lunes, 2 de marzo de 2009

domingo, 1 de febrero de 2009