ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN

DEL BOSQUE AUTÓCTONO EN VALLADOLID

www.arba-s.org

arbav@arba-s.org

MARTES de 18 a 21 h. en el vivero:

Facultad de Medicina, entrada por c/ Real de Burgos s/n

frente a la residencia Alfonso VIII.

Foro de arbava: http://es.groups.yahoo.com/group/ARBA_Va/

jueves, 2 de febrero de 2012

JORNADA EN LA ISLA DEL PALERO

El pasado 14 de enero se organizó una visita a la isla del Palero a orillas del Pisuerga y frente al museo de la ciencia de Valladolid.
Desde hace 4 años años Petu, el biólogo del museo de la ciencia, realiza varios días de voluntariado para recuperar parte de ese esplendor que no tenía que haber perdido esta isla.















Uno de esos voluntariados que se realizan a lo largo del año, es una plantación de árboles y arbustos autóctonos que ARBA-Va dona para dicho evento. En estos voluntariados participan grupos ornitológicos locales como ACENVA y ALAUDA con actividades como la colocación de cajas nido. Estos voluntariados además de que sirven para estrechar lazos con otras asociaciones son en ocasiones un lugar para darse a conocer como grupo, pues de aquí han salido algún incondicional de los martes de vivero en ARBA-Va.






















La fría mañana de ese sábado, bajo un paraguas de niebla que nos acompañaba desde hacía cuatro días, nos reunimos un total de 17 personas para que nuestro guía de lujo Petu nos fuera explicando los avances que se han producido en estos cuatro años; algunos alisos estaban dispersando semilla y aligustres, fresnos y saucos mostraban un notable crecimiento de un año.

Muchos de árboles y arbustos son mimados durante parte del verano por Petu y algunos voluntarios con algunos chupitos de agua a la vez que reforzando los tubos y mallas de protección, pues en esta isla abundan los conejos, una de esas especies que se soltaron sin mala intención hace muchos años y que ahora plantean problemas para el desarrollo de algunas plantas.
Pero también hay otras especies presentes de manera más esquiva y puntual en esta isla como es la cada vez más extendida nutria, de la que solo se pudo observar unas heces que había depositados en la pasarela.
Se finalizó dicha jornada con síntomas de tiritona en alguno de los presentes por lo que se decidió acabar tomando un merecido cafetito caliente.

¡Gracias por la jornada Petu!



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y entre los valientes quer se sumó al paseo también figuraba el retoño de ARBAVA a la sombra, porte y cobijo de su progenitor.

David Arribas dijo...

Así es el retoño de ARBAVA se estrenó en la primera actividad del año, eso si bien enfundado como un osezno para soportar los fríos. Más savia nueva y de la mejor madera.